SOLEDAD CALÉS

terapia_identidad.JPG

PALOMAS, URRACAS Y UN VENCEJO
Entrevista con Soledad Calés (1943)

Dibujante e ilustradora
soledadcales.es

 

-¿Cómo fueron tus inicios dibujando para el periódico EL PAÍS?
En aquella época después de haber estado en algunas agencias de publicidad, intentaba trabajar por mi cuenta dedicándome sólo a la ilustración, cuando reencontré a un amigo que hacía tiempo no veía y me habló del nuevo periódico que acababa de salir y en el cual su hermano Julio Alonso Cardenete formaba parte del equipo creador y se hacía cargo del suplemento dominical, ellos ya me habían proporcionado trabajos de dibujo desde que tuve dieciocho años en revistas que Julio dirigía y en este caso no tardó en hacer lo mismo. Creo que primero realicé algunas ilustraciones pequeñas para el suplemento pero casi al tiempo o un poco después, mi amigo Miguel trataba de convencerme para que fuese allí a trabajar personalmente en el departamento de publicidad donde él también estaba. Yo me resistía a volver a trabajar en empresas, sólo deseaba dibujar por mi cuenta. Pero al final accedí porque en EL PAÍS de aquel tiempo todo estaba muy bien, incluidas las condiciones.
Allí pasé diez años en plantilla, pero no en la redacción sino en el departamento de publicidad, intentando hacer un trabajo que no me gustaba ni tenía que ver con nada artístico.
Pero también, aparte y por mi cuenta, en mi estudio hacía ilustraciones para la redacción, en los primeros tiempos para el suplemento de color y enseguida simultáneamente para el diario. El hecho de estar allí dentro me daba un acceso directo a la redacción y a los talleres donde podía ver todo el proceso de mis dibujos hasta la última fase.

2016-06-24_E.jpg

2016-05-30_Kafka.jpg

-¿Cuáles fueron tus primeras ilustraciones para prensa?
Bueno, descartando aquellas revistas de primera juventud en las que hacía un monigotillo a línea en la propia redacción, partiré de la época de EL PAÍS. Los temas del suplemento dominical podían ser de ciencia, psicología, posturas de gimnasia, test con varias viñetas, relatos… Y los del diario: Críticas de libros, relatos, entrevistas, retratos de autores, incluyendo más tarde portadas de los distintos suplementos de Libros, Educación, Futuro y Extras conmemorativos. Entonces trabajaba una técnica de aguada sin la espontaneidad de la acuarela sino muy elaborada. De las primeras ilustraciones data una portada de “El País Semanal” con la cara de un niño que provocó ofertas de otros sitios, sucediendo muchos lunes lo mismo, pero entonces podía permitirme el lujo de rechazar muchas cosas por falta de tiempo o de identificación con el medio. Aunque sí pude compaginar el hecho de trabajar esporádicamente para las revistas “Quimera” (de literatura), “Muy Interesante” y “Ser Padres”.

Charles_Dickens_B.jpg

CHARLES DICKENS

espejo_pozo_luna_B.jpg

Milán_Kundera_B.jpg

MILAN KUNDERA

-¿Qué te ha supuesto haber dibujado para EL PAÍS desde su fundación?
Desde el primer año de su fundación, porque empezó en Mayo y yo entré en Octubre.
Me ha supuesto un medio de vida inseguro desde que me puse freelance, porque exceptuando a los consagrados de los chistes y viñetas, los demás ilustradores trabajamos sin contrato y aunque al principio las tarifas fueran muy buenas, no ocurrió lo mismo según fue pasando el tiempo. Pero ha supuesto también, en la medida que haya podido alcanzar hasta ahora, haberme formado profesionalmente en el rodaje.

2016-05-30_Recuerdos.jpg

Burgess.jpg

-¿Crees que los dibujos de prensa contribuyen a que el lector se forme un punto de vista alternativo del texto?
No sé. Hay lectores que no reparan en los dibujos y otros que leyendo sólo los temas que les interesen, quizá no lean el texto pero sí miren todas las imágenes y respecto a los que se interesen por todo, habría que preguntarles.

2016-06-24_A.jpg

-Como dibujante de prensa, ¿te sientes con el derecho de opinar y contradecir al texto que tu dibujo acompaña?
Bueno, lo ideal es identificarse con el tema pero tratarlo de una manera propia bajo un punto de vista simbólico, alegórico o conceptual (no sé cómo llamarlo), al menos esa es mi pretensión y dar con ese difícil paralelismo ya lo convierte en bastante propio sin por ello perder su relación con el texto.
Antes de contradecir un texto siempre he preferido oponer “objeción de conciencia”, como ocurría a veces con temas relacionados a corridas de toros… y el responsable de encargar el texto solía molestarse en estos casos pero como los dibujantes alternábamos por días, al final se lo encargaban a otro.

Hace mucho tiempo en una página de educación que analizaba el hecho de que la enseñanza religiosa todavía tuviera mucho poder en España, dibujé una monja que bordaba en un bastidor una hoja de marihuana y mientras una niña contemplaba el trabajo, otra miraba a la monja con la boca abierta. Los que reconocieron la hoja cuya imagen no estaba entonces tan divulgada, se rieron mucho.

Mucho más tarde, durante la guerra de Irak seguí la iniciativa de protesta iniciada por una serie de actores y continuada por la mayoría en sus distintas manifestaciones, yo ponía en mis dibujos una cartelita que decía el repetido ¡NO A LA GUERRA! y uno de los autores de los textos aún estando de acuerdo, me advertía amablemente que me podían despedir.
También he colocado en situaciones jocosas a algunos políticos caricaturizándolos en alguna situación y esto era de lo más obvio aunque posiblemente hubiese sido más educado tratar el tema de una manera indirecta.

-Durante tu trayectoria dibujando en El PAÍS, ¿hubo alguna época que contribuyera favorablemente al desarrollo de tu estilo?
Más que las épocas, los temas. Siempre me ha interesado el terreno de la literatura: las críticas de libros, los retratos de autores o ilustración de relatos constituían mi auténtica vocación. Primero en el suplemento de Libros, bajo la orientación intelectual de Rafael Conte. Más tarde, en la última página del mismo suplemento tuve un espacio propio encabezando la columna “ESCÁNER”, para la que ideé otro estilo realizado sólo en blanco y negro. Y por último “Babelia”, nombre que ideó Luis Galán para denominar y renovar el suplemento de libros que hasta hoy perdura y el que entonces empezaron a editar en color. Esa época de los principios de “Babelia” fue quizá la mas satisfactoria para mi trabajo pues siempre tenía allí espacios que ilustrar además de otros en las páginas de “Madrid”, disponiendo de tiempo para ello pues ya había dejado el trabajo fijo y de plantilla del departamento de publicidad.

charla_98_B.jpg

interlocución_B

gomez_serna_B.jpg

GÓMEZ DE LA SERNA

samuel_beckett_B.jpg

SAMUEL BECKETT

dulce_m_loinaz_07_B.jpg

DULCE MARÍA LOINAZ

alejo_carpentier_07_B.jpg

ALEJO CARPENTIER

severo_sarduy_07_B.jpg

SEVERO SARDUY

-¿Que habilidades debe tener un buen dibujante de prensa?
Agudeza mental y un buen estilo, también si se trata de información u opinión diaria, requiere mucha rapidez, pero según mi parecer hay algunos temas que no se prestan a ser ilustrados con dibujos aunque a veces van en secciones que ya tienen reservado el espacio de la ilustración. En términos generales quizá lo mejor sería concebir una buena idea y llevarla a cabo de la manera mas espontánea y rápida posible, dado el tiempo tan efímero de la publicación diaria y en general la mala reproducción gráfica. Hoy en día el terreno más grato es el de la versión web pero donde no siempre a los textos ilustrados les aplican su imagen.

ordenador del caos_02_B.jpg

Subversivo_B.jpg

una_genealogía_03_B.jpg

aira_francia_B.jpg

j_rulfo_03_B.jpg

JUAN RULFO

gangs_of_NY_03_B.jpg

-¿Crees que los directores de arte de la prensa en España valoran por igual al dibujante con un estilo propio como al que improvisa y cambia su línea según la ocasión?
Exceptuando las revistas y “El Semanal” en los que colaboré en épocas pasadas, no he vuelto a tener relación con ningún director de arte. En EL PAÍS no había o se dedicaba a otras cosas. Creo que últimamente contrataron uno pero no le he conocido.

v_wolf_04_B.jpg

VIRGINIA WOOLF

violencia_04_B.jpg

j.donoso_04_B.jpg

JOSÉ DONOSO

 

teologia_04_B.jpg

cumboto_05_B.jpg

america_05_B.jpg

sin_nobel_05_B.jpg

premios_05_B.jpg

-¿Es habitual conversar con el autor del artículo que ilustras, o la relación se reduce a la mera resolución gráfica? Es decir, ¿interviene tanto el intercambio de ideas como tu destreza formal?
En la época del suplemento “Libros” ilustraba a autores de la talla de Juan Goytisolo, Carlos García Gual, Javier Marías… Pero publicaban sus temas también como colaboraciones que a su vez encargaban interlocutores tan válidos como Vicente Verdú o Rafael Conte, de los que recibía personalmente los encargos y orientación sobre los temas y escritores. Entonces la relación era muy grata, como también la época en que los encargaba Enrique Palacios. La libertad para hacer el trabajo siempre ha sido absoluta, el ilustrador es el único responsable de su trabajo, afortunadamente.
Más tarde, en la época de “Babelia” también encargaban los trabajos los redactores y confeccionadores encargados de la sección y en aquel tiempo reinaba un ambiente cordial y de amistad. Por entonces ya empecé a utilizar el ordenador como una herramienta más y así ha sido hasta la fecha. Seguía dibujando en la mesa para después escanear el dibujo trasladándolo al ordenador donde trabajaba el color y al finalizar lo enviaba por email, igual que ellos a mí los textos. Ya no era necesario ir al periódico.
En los ultimos años todo se fue desmoronando pues con un espacio adjudicado del tamaño de un sello y las tarifas reducidas a proporción, ilustraba una semana sí y otra no un tema de opinión basado en las noticias de más reciente actualidad, teniéndolo que resolver en tres horas aproximadamente y a veces cuando ya estaba a punto de enviarlo, sustituían el tema por otro para el que ya sólo quedaba media hora. Aquí apenas había diálogo, ni siquiera disponía del texto, nos encargaban el tema en la sección de Infografía, en la cual siempre estaban agobiados por su propio trabajo y nos contaban acerca de qué iba a ir el artículo cuando la mayoría de las veces aún no estaba escrito.

detroit_B.jpg

el mensaje_B.jpg

robots_B.jpg

-¿Bajo qué criterios consideras que un artículo de prensa es fácil o difícil de ilustrar?
La identificación con el texto o el gusto por el mismo, para mí es lo más importante y todo tipo de dificultad es superable con el entusiasmo por realizarlo. No obstante hay temas que se atascan y hay que sacarlos a toda costa y también me crean dificultad esos que considero no ilustrables con dibujos.

-Tus ilustraciones limpias, con líneas precisas y un uso inteligente del color se acercan a ciertos parámetros del diseño gráfico. ¿De donde viene tu gusto por el orden y la simplificación?
No tengo muy claro a qué corresponde el término de “diseño gráfico”, supongo que se acerca más a la publicidad y a algunas ilustraciones que se ajustan a la depuración que comentas. Dentro de estos estilos suelo ver algunos que me gustan mucho pero a veces también me parece que adolecen de cierta frialdad figurativa.
Creo que el gusto por el orden y la simplificación se debería aplicar a todo, ya me gustaría que mi mente y entorno se correspondieran con esta definición y sin embargo preferiría mantener la simplificación pero romper el orden en las ilustraciones.

jules_renard_06_B.jpg

JULES RENARD

haiku_06_B.jpg

orillas_literarias_06_B.jpg

la_voragine_07_B.jpg

revista_mito_07_B.jpg

-¿Qué despierta tu deseo por dibujar?
Para sentir deseos de dibujar tengo que estar ya en marcha sobre la mesa, pues de otra manera si algo me atrae artísticamente, lo fotografío y quizá alguna vez haya pensado en la posibilidad de dibujarlo después. Aunque sí he utilizado la fotografía también como modelo de ayuda, bien para fragmentos o partes más completas del tema que necesitara ilustrar.

-¿Que formas y animales disfrutas dibujar?
La satisfacción depende del grado de conformidad con lo que esté haciendo. Lo que más he dibujado siempre ha sido la figura humana, no sólo en retratos sino también en temas, en los cuales casi nunca ha faltado… y para los animales he tenido pocas ocasiones aunque algunos he dibujado y siempre con entusiasmo.

-¿Cuál es la porción de inteligencia y cuál la de intuición en tus dibujos?
No lo sé. Al trabajar influyen muchos factores y ante los resultados una vez pasado el momento ya no recuerdo, porque cada caso es único y ligado a un tema ajeno.

vampiros_10_B.jpg

-¿Te gustan tus propios dibujos?
No puedo decir que no pero realmente ya querría hacer otra cosa. Me gustaría derivar hacia un cierto grado de abstracción de tipo cubista, por definirlo de alguna manera, pero no sé cómo se consigue.

-¿Cuál ha sido el mayor enemigo de tu innata capacidad de sorpresa?
Si te refieres a la ilusión, el enemigo ha sido el transcurso del tiempo.

ángeles_10_B.jpg

-“Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”. ¿Qué significado tiene este verso apocalíptico en tu vida?
Pues no sé, Dios me libre de ser el vomitivo de la mediocridad, a estas alturas me esconderé en un iglú.

-¿Crees que la realidad incluye las pistas para entenderla, o es necesario instruirse, romper la realidad y darle la vuelta en el intento de comprenderla?
Es necesario instruirse, pero me quedo en el intento de comprenderla.

-En tu historia personal, ¿te asumes como parte de la realidad que te tocó vivir o como una pieza ajena al mecanismo que pone en marcha al mundo?
Como pieza ajena.

-En un autorretrato, ¿qué parte de ti empezarías por dibujar?
No haría distinción de otros retratos, empezaría por cualquier parte y continuaría esbozando todas hasta conseguir ver algo.

-De los cantos de pájaros que conoces, ¿a cuál estás más habituada?
A ninguno, vivo en un décimo tercer piso y lo que oigo cuando abro las ventanas es el ruido incesante de una vía de circunvalación llamada M-30. Pero veo palomas, urracas y aproximadamente de Abril a Agosto, sobrevuelan temprano y al atardecer, vencejos, de los cuales un año, saqué adelante con dificultad, durante todo el mes de Agosto, una cría encontrada en un jardín de la calle.
Me documentaba mucho, hay varias asociaciones en su defensa y yo buscaba vencejos y le ponía delante de la pantalla para que escuchase sus gorjeos. Bueno, la alimentación y el nido capítulos aparte…

2011-08-21 _VE.jpg

Cuando ya hicimos prácticas de vuelecitos por la habitación, pues los primeros fueron de medio metro sobre una cama, aunque luego en los más largos siempre fuese a aterrizar en el mismo sitio que al principio, urgía soltarlo porque iba retrasado en la migración, ya apenas veía yo alguno de vez en cuando, pero a mí me daba miedo hacerlo por si se quedaba en otro edificio, pues no pueden levantar el vuelo debido a la longitud de las alas, encima se le había roto un poco una pluma importante, yo estaba preocupada y le llevé a GREFA (centro de recuperación de la fauna autóctona). Fue muy duro para mí dejarlo, aún al recordarlo siento pena.
Llamaba cada dos o tres días para preguntar por él y me decían que le habían puesto con otros un poco más pequeñitos y que se llevaban bien. Era un verano de mucho calor, llegó un momento que tuve problema para comunicar con la persona adecuada, de golpe hizo un día fatal con lluvia, viento y bajó mucho la temperatura. Al día siguiente pude preguntar a alguien acerca del vencejo y me respondió que por fin después de varios intentos, había levantado el vuelo el día anterior. Desde entonces les odio aunque el año pasado volví con mi ahijada para ver las instalaciones, que no nos enseñaron y en el camino de vuelta al saltar un escalón me caí y rompí el hombro izquierdo.

-¿Qué aparece sobre el papel cuando dibujas libremente, sin encargo?
Nada, no dibujo.

-¿Has visitado algún país que te haga sentir más cómoda que España?
Casi todos porque siempre fui de vacaciones. En muchas ciudades o pueblos de los distintos países que conozco, tanto menos como más desarrollados que éste, siempre me quedaba colgada y con deseos de regresar que a veces cumplí por motivos concretos. Sí, me gustaría vivir en muchos aunque no sé concretamente en cuál, pero visto así, desde fuera, en la distancia y por razones prácticas, quizá Suecia o Noruega, aunque claro, nunca estuve en invierno.

¡Gracias Soledad!

© SOLEDAD CALÉS

© TODAS LAS IMÁGENES DE SOLEDAD CALÉS.

(Entrevista realizada por Roger Omar en Mayo 2016, en España)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: