Catalina Estrada

Catalina Estrada

CATALINA ESTRADA
*ENTREVISTA REALIZADA PARA LA REVISTA NAIF #12.
Por Roger Omar.

¿Qué dibujos hay en tus libretas de infancia?

Justo por estos días que viajé a Colombia, mi madre me tenía guardados los cuadernos de pequeña, fue muy lindo volver a verlos. La mayoría de dibujos son de niños con flores en las manos, animales alrededor, montañas verdes, ríos, soles, nubes, corazones, mariposas y arcoiris. Como ves, no ha cambiado mucho la temática con el pasar de los años.

¿Cuáles eran tus rincones favoritos de la casa donde te criaste?

De mi infancia lo que mejor recuerdo es la casa de mis abuelos, donde pasaba muchísimo tiempo. Estaba llena de rincones favoritos, es decir, que no había manera de aburrirse. Mi hermano y yo pasábamos horas en el despacho de mi abuelo, que tenía un escritorio lleno de cajones que a su vez contenían muchas cajitas con lápices, borradores, libretas, papeles, papelitos, sobres… Mi abuelo era súper ordenado, ponía todo en cajitas, y ese escritorio era un universo de deleite para nosotros. Él era carpintero de afición, muy talentoso, y cerca del garaje tenía un espacio para su carpintería, donde hacía muchos de los muebles para su propia casa. Nos encantaba jugar con acerrín, clavos, tornillos, maderitas, en fin, era otro universo que nos fascinaba. Luego estaba el cuarto de costura de mi abuela, donde ella guardaba su máquina de coser, que también tenía una especie de mueble especial; de nuevo muchos cajoncitos llenos de botones, hilos, lanas, retazos, agujas, dedales… Mi abuela cosía muñecas de trapo y la ropa para mis muñecas, nos cosía los disfraces del día de brujas, era increíblemente talentosa.

¿Dibujabas sobre las paredes cuando niña?

No que yo recuerde. Teníamos siempre a mano muchas hojas de papel y colores, teníamos libros de colorear, hacíamos muchas cosas. Creo que la mayor parte del tiempo la pasábamos afuera en el jardín o subidos en los árboles de guayabas o cogiendo mandarinas.

Tus dibujos recuerdan los bordados indígenas y mándalas… y aunque usas el ordenador, mantienes cierta fuerza primitiva en tus composiciones. ¿Buscas ese equilibrio entre tradición y modernidad? ¿Cuál es la idea central de tus imágenes?

Diría que no es algo que busco intencionalmente, tal vez sale de manera espontánea e intuitiva. Mi trabajo está obviamente inspirado en el arte folclórico en general, y desde que puedo recordar siempre he sentido una gran admiración y respeto por el arte indígena. Por lo general cada una de mis composiciones tiene temáticas diferentes. Sin embargo, es fácil encontrar aspectos comunes en todas ellas: el amor por los colores, los contrastes, la naturaleza, los detalles, las texturas, la armonía.

También hay simetría y orden en tus dibujos, ¿de dónde viene tu afán por armonizar, por poner todo en su sitio?

El orden, el balance visual, la armonía cromática y estructural me dan tranquilidad, me dan algo así como una paz mental y serenidad.

¿Qué porciones de juego (experimentación) y deber (respetuosa con tu propio estilo) hay en tu trabajo diario?

Cuando los trabajos son personales puedo jugar y experimentar libremente pues sólo pienso en los caprichos que tengo en mi cabeza. A veces una imagen empieza a partir de un combinado de colores que quiero ensayar, luego vienen las formas y después la estructura y la composición. Nunca hay un orden específico. Es bastante espontáneo. Por otro lado, cuando trabajo para clientes muchas veces me vienen dados aspectos que debo respetar, sea una paleta de colores, un tema, o simplemente una idea que ellos tienen preconcebida.

¿Te han acercado tus ilustraciones a la vida ideal con la que sueñas?

La verdad es que nunca pensé que la ilustración era algo de lo que se podía vivir, así que estoy más que encantada de poder vivir de lo que hago y de disfrutar tanto haciéndolo. Poder manejar mis tiempos, trabajar en casa, viajar y poder trabajar desde mi portátil… es una vida mejor de lo que nunca soñé.

Tu estilo es muy susceptible de copiar, ¿cómo reacciones ante imágenes que imitan a las tuyas?

Por lo general procuro tomarme estas situaciones con humor, aunque obviamente hay veces que me hace menos gracia. Yo entiendo esto como parte del trabajo y en la medida de lo posible también intento ir evolucionando mi lenguaje. Aunque para muchos proyectos comerciales esta evolución tenga que ser más lenta para generar una cierta continuidad.

¿Qué te ha dado Colombia, imposible de recibir en otro país?

El tiempo que compartí con mis abuelos, mi tía, mis padres y mi hermano. El contacto con la naturaleza, los paisajes, los árboles, los colores de atardeceres y amaneceres.

Seguramente dibujas cosas distintas de las que publicas, ¿qué hay en tus cuadernos de dibujo?

A veces cuando tengo tiempo libre me pongo a oír música y voy dibujando sin pensar mucho en ello, van saliendo todo tipo de cosas: plantitas, flores, insectos, texturas…

© Catalina Estrada

© Catalina Estrada

¿Cómo te describe tu madre?

La acabo de llamar para preguntarle y me dijo que soy uno de los regalos más lindos que le dio la vida 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: