João Sánchez

Entrevista con João Sánchez
João Sánchez (Río de Janeiro) // Dibujante y grabador // Vive en Madrid.
www.grabadoygravura.blogspot.com

-¿Cuál es el consejo más valioso de mamá?
No por mucho madrugar amanece más temprano.

-¿Contra qué luchas?
Contra la muerte, pero es una lucha que uno ya empieza perdiendo.

-¿A qué ritmo bailan tus calacas?
Al ritmo del rock´n roll, la samba de tamborín y Miles Davis.

-¿Hay que fumarse todas las provisiones de tabaco local para que tu obra sea “autóctona”?
Brasil es un país que se formó de la mezcla de muchas culturas y la asimilación de nuevas expresiones es muy natural. Por otro lado, también noto la importancia de una afirmación nacional, de una producción que se identifique como nuestra, pero sin caer en estereotipos.

-¿A qué debes tus heridas?
A la vida, su resistencia, y a lo mucho que cuesta realizar algo.

-¿Relata tu gráfica tus vivencias?
Por supuesto, es inevitable. El arte se trata de eso, el relato. Sin embargo son pocos los artistas que consiguen trascender ese plan personal para alcanzar el universal.

-¿Se subestiman las viejas técnicas?
Creo que la cosa es cíclica y mucha gente ya se ha enterado de eso. Las técnicas son el medio para llegar al resultado y hay unas más versátiles que otras. Cuando a comienzos del XIX apareció la litografía, algunos la rechazaron y otros creyeron que era el fin de las técnicas más antiguas de estampación. Pero hoy es una más entre las técnicas tradicionales que resisten al tiempo por sus características únicas. No hay que atarse a las viejas técnicas ni deslumbrarse con las nuevas.

-¿Simpatizan el negro y el blanco?
En el grabado, el negro (la tinta) y el blanco (el papel) son complementarios. Como en un tablero de ajedrez, uno está para apoyar al otro. Lo que me encanta en la xilografía es que, diferente del dibujo, partes del negro y te vas abriendo camino hacia el blanco. Es como trabajar con luz.

-¿Por qué elegiste el grabado?
Siempre he sido más sensible al gráfico, al dibujo y grabado. Paul Klee, en sus clases en la Bauhaus, atribuyó al arte gráfico una naturaleza abstracta. La imagen construida por líneas y planos, aunque formando una figura, es como una escritura, y el camino de su lectura es menos directo que en pintura o escultura. Eso es justamente lo que me atrae.

-Bajo el prisma español gran parte del arte latinoamericano vive poblado de personajes mítico-mágicos. ¿Te has sentido abanderado de la causa?
Me sentí más latinoamericano tras llegar a España. Brasil es casi un continente en sí mismo, tanto por su lengua como por su cultura y política. Es verdad que mi imaginario está lleno de personajes mítico-mágicos, calaveras y enmascarados, pero todo en un ambiente muy pop, con referencias que pueden ser asimiladas en cualquier país.

-¿En qué cabezas has apoyado la tuya?
Al llegar a Madrid estuve trabajando en el taller de litografía de Antonio Gayo. Estuve poco tiempo allí pero su manera de trabajar me ha influido mucho.

-Tras 3 años en suelo español, ¿has incorporado motivos regionales en tus imágenes?
La mitad de mi familia es española y de alguna forma ya había convivido con este imaginario. Pero la vida en Madrid, el ritmo de las calles, la hora punta en los metros, la siesta, las terrazas, las amistades… toda esta experiencia me ha llenado de historias que aparecen poco a poco en mi trabajo mezcladas con otras ya antiguas.

-Te gusta contar historias, tus imágenes son muy narrativas…
Sí, así es como construyo mi raciocinio plástico. Voy creando personajes y temáticas que me sirven casi como una excusa para dibujar. Pero no es una narrativa lineal, porque estos personajes e historias van mezclándose y transformándose en nuevas temáticas, donde de repente aparece una figura de una serie anterior junto con otra más reciente.

-En 2009 expusiste “El puente” en la galería Goldman Capital-Arts. ¿Qué estímulo dio pie a esta serie?
“El puente” gira en torno a Die Brücke, el primer movimiento expresionista alemán. Estos artistas fueron mi primera y más fuerte influencia, los que me provocaron trabajar con el grabado. La serie comenzó con xilografías donde usé fragmentos de grabados de los artistas del Brücke y los re-grabé, creando un nuevo ambiente y una nueva composición. Después la serie evolucionó hacia collages de esos grabados ya impresos, con interferencias en acuarela y tinta china. La imagen del poster “Hey guys” representa bien los últimos trabajos de esta serie.

-¿Sobreviven los dibujos de tu cuaderno a tu producción final?
Sí, y van ganando autonomía. Mis 2 últimos trabajos son libros de artista. Se titulan “Stick and Stone may break my bones” y “Anónimos”. Son acuarelas, collages, dibujos y cómics reunidos y encuadernados artesanalmente.

-¿Debe el artista vivir apasionado?
La pasión es indispensable en la vida y más para un artista. Yo busco siempre una mirada de principiante, fresca, sin prejuicios, pero es muy difícil; sobre todo con el paso del tiempo porque la mente tiende a acomodarse.

-¿Contra quién has perdido en combate?
Aún no he pasado del quinto asalto, todavía hay mucha lucha por delante.

-Con tu carne a prueba de balas, ¿con quién y en qué lugar te gustaría vivir?
En Río de Janeiro con Julieta, mi mujer. Con la carne a prueba de balas o no, es mi ciudad.

Entrevista por Roger Omar – Febrero 2010.

(Realizada para la revista LaCabeza #4) ¡Gracias Julie Turcas!

DESCARGAR LACABEZA #4 (pdf)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: