Sean Mackaoui

ENTREVISTA A SEAN MACKAOUI
Hace collages y artefactos.
(1969. Lausana, Suiza).
Hace 16 años que vive en Madrid.

(POR ROGER OMAR)

® SEAN MACKAOUI// “EFECTO YANQUI”.

EN JUNIO 2008 SEAN PARTICIPÓ EN LA EDICIÓN 50 DEL CURSO INTERNACIONAL DE ILUSTRACIÓN Y DISEÑO ORGANIZADO POR LA FUNDACIÓN SANTA MARÍA DE ALBARRACÍN. ALLÍ LO ENTREVISTÉ.

-¿Influye el azar en tus collages?

El azar es uno de los elementos fundamentales de los collages. En mi caso casi nunca sé de antemano lo que voy a hacer. Algunas veces tengo una idea… de hecho nunca termino un collage sin saber lo que estoy contando, pero todo evoluciona sobre la marcha.

-¿Partes siempre de una idea inicial que te guía?
Si en el collage estoy jugando, por ejemplo, con un cuchillo, no se tratará de una historia suave… es algo de violencia, guerra, cocina o no sé qué… después puedo hacer que el cuchillo sea parte del vestido de una mujer; luego de repente el cuchillo no me gusta y desaparece, pero la mujer se queda, entonces es un efecto dominó y la imagen con la que empecé no tiene nada que ver con la final; otras veces sí está desde el principio hasta el fin… pero es el azar (RISAS), no puedo decir cuánto tiempo necesito porque me lo invento sobre la marcha, y los conceptos también. Pero nunca termino un collage sin saber la historia que cuenta, que puede ser interesante, profunda, estúpida, un chiste… A veces no tengo un título exacto para la imagen (sé lo que significa pero no sé cómo ponerlo en palabras) y paso horas buscando una forma de decirlo… tal vez encuentre una cita (porque entre mis recortes también tengo tipografías de revistas antiguas), tal vez un título o parte de un título antiguo de un artículo de los años 50 dice exactamente lo que yo no he podido.

-¿Te parece necesario titular tus collages?
Sí, sí. Es que cada uno cuenta una historia. Hay muy pocos que no tienen título, pero para mí es tan obvio lo que cuentan que no hace falta… Es que si escribes un cuento corto sería extraño no ver un título o por lo menos “Capítulo 1” ¿sabes? Un título te lanza, te apunta en una dirección, tal vez no en una única dirección… eso siempre me ha gustado mucho, que con una imagen tan sencilla y un título, para mí solamente hay una forma de verlo, y me he equivocado cantidad de veces porque la gente ve miles de cosas; eso es fantástico, me encanta, aprendo un montón: “joder, qué extraño, nunca hubiera visto esto”.

-¿Hablan tus collages de ti? ¿Reflejan cosas personales?
Algunos, casi siempre son cosas que me fastidian o que me gustan… los he hecho yo, entonces todos hablan de mi punto de vista ¿no? Los de religión los hago porque la religión como institución me saca de quicio… y como te digo, algunos son muy profundos y otros completamente estúpidos. A veces hago un collage y sé que es estúpido, pero tampoco hay que ser tan serio todo el tiempo (RISAS). Esto es un juego.

-¿Un juego?
Sí, sí, sí. O un chiste. Algunos collages son más misteriosos, no tienen una finalidad, los puedes ver y vivir por mucho tiempo… y otros son como una anécdota y su gracia es ésa, una imagen bonita y punto, como una tira en la prensa, la ves “vale, bien” y sigues con tu vida. Tampoco hay que ser tan exigente. Con los años he aprendido que hay gustos para todo. Normalmente lo que a mí más me gusta (de mi trabajo) también le gusta a la gente… pero el gusto es relativo y olvídate de intentar entenderlo.

-Tienes predilección por las composiciones sencillas…
Me gusta la sencillez, así es como quiero trabajar. No tengo nada en contra de los collages tan llenos, sencillamente yo no puedo hacerlo, no me sale, como tal vez otra persona no pueda hacer algo usando sólo dos imágenes. Cada uno tiene su universo. Desde luego, me costó mucho encontrarlo; las obras de Diego Lara y Joan Brossa me enseñaron que ése camino era posible.

-¿Qué necesitas para hacer un buen collage?
Contar una historia, buscar imágenes que cazen. Puedo tener una idea, pero si no tengo las imágenes no nace. Lo que necesito son un montón de imágenes. Es mucho más difícil hacer un collage con recortes de una sola revista que con recortes de 100 revistas.

-¿Dónde almacenas tus recortes?

Busco imágenes, las recorto y las guardo en cajas de cartón. Aparte de clasificarlas en hombres y mujeres, color y blanco y negro, tengo cajas con recortes pequeños y grandes. Siempre digo que si lo tengo muy organizado el azar desaparece, así que todo está ordenadamente desordenado (RISAS).

-Cuentas que una mujer que vio tu collage del beso y la pistola sintió asco, y que tu respuesta fue “lamento que no la hayan besado así”.
Ése es un Mackaoui clásico. Sí, mucha gente lo ha visto y la mayoría han entendido que va sobre la pasión. Hombre, no quiero darme palmaditas en mi propia espalda pero creo que a la gente le gustan mis collages porque comunican, la gente lo entiende, sabe lo que es un beso y un disparo… lo que intento hacer en mi trabajo es mezclar cosas que antes no se han mezclado. Mi objetivo es comunicar, son imágenes súper gráficas…

© SEAN MACKAOUI// “THIS IS WHAT SHE DOES TO ME”.


-La mezcla y el montaje están presentes en todas las artes, pero no deja de sorprenderme que hayas desarrollado una carrera haciendo collages. ¿Lo buscaste o fue algo fortuito?
Fue una mezcla de todo, encontré algo que me gusta y, bueno, he tenido suerte pero también he trabajado como un cabrón… he estado en el sitio adecuado en el momento adecuado, con todos los mini-ingredientes que te ayudan a salir adelante. Sí, soy consciente que no estoy trabajando en una fábrica 10 horas al día… y aunque tengo días buenos y malos, escogí lo que estoy haciendo.

-¿Disfrutarías igualmente de tus collages si no fueras tú el autor?
No lo sé, a veces pienso qué haría yo si entro en una galería y veo una exposición de collages que son exactamente iguales a los míos… si yo no hiciera collage, ¿qué pensaría al entrar en un espacio y ver mis cosas? No tengo ni idea… Ahora tengo una exposición muy grande en el Círculo de Bellas Artes de Madrid: hay una pieza con 103 imágenes, y después hay 60 en papel, 25 objetos, 12 fotograbados… yo doy la vuelta en ése espacio en 5 minutos. Sí, estoy orgulloso, pero no me dicen nada porque he vivido con estos cabrones el último año y medio. Puedo juzgar mi collages a través de un visitante: si la persona no se ríe una vez en la exposición o no toca nada pues no he conseguido mi objetivo.

-Tengo aquí el catálogo de esa exposición, ZOCO. ¿Puedes hablar de alguna imagen en particular?
Claro. Tú escoge.

-(Abro el libro al azar) Por ejemplo, sobre ésta, “TOKIO BABY”.
(RISAS), sí, sí guay, ésa es una de las pocas que realmente reflejan una cosa personal, hay como 2 o 3 en el libro, y has escogido la doble página con las 2 (RISAS)… Ese collage tiene mucho que ver con el embarazo de mi chica y el nacimiento de nuestra hija Lola. Sospechamos que íbamos a ser padres en Tokio… los dos somos fanáticos del sushi y algunas noches salimos y nos ponemos ciegos; a mediados de las vacaciones salimos a cenar y entramos en un restaurante y la cara de mi chica se puso blanca, no pudo soportar el olor de pescado, un cambio radical en 24 horas, como de amor a pavor ¿no? Pensamos que podía estar embarazada. La geisha de “TOKIO BABY” viene de un anuncio súper bonito de Air France de los años 70, y he puesto los palillos con las carpas y los peces japoneses… la idea es mi chica rodeada… no hay escapatoria. Es una imagen bonita… Al volver del viaje la hice súper ilusionado, pero claro, no podía comentarlo con nadie, tuve el collage escondido un par de meses hasta que supimos que iba a ser madre.




-Debe ser genial ganarse la vida uniendo recortes.
(RISAS) No hay un gran misterio. Hago esto, tengo suerte, me está saliendo de maravilla, me encanta lo que hago, vivo de ello… pero también tengo amigos que son hombres de negocios y les encanta lo que hacen y viven de ello y son felices. Tal vez lo que me molesta son las etiquetas, yo no me etiqueto de nada, no me considero ni artista ni ilustrador, soy un tío normal. Sé que voy a vivir una vez y quiero vivir lo mejor posible haciendo lo que quiero. Tal vez soy muy inocente pero yo vivo mejor siendo Sean que Sean Mackaoui el que hace collages… digamos que tomo lo que hago muy en serio pero no me tomo a mí mismo muy en serio.

-Te interesa mucho la gente, ¿por qué?
Claro, es lo más importante. Vivimos rodeados de gente. Lo que me encanta de estar presente aquí es haber conocido personas que admiro, conozco su trabajo, pero al final son personas normales y corrientes, que tienen sus dudas, que luchan para buscar una idea ¿no? Es que la vida sin personas sería muy aburrido, ¿has visto la película “Into the Wild” de Sean Penn, acerca de este chico, historia real, que quiere dejarlo todo? Va por ahí, quiere estar solo y cuando se da cuenta que necesita compartir la felicidad con alguien, es demasiado tarde, no puede volver, se muere. Entiendo que el mundo moderno es un asco pero también hay cosas preciosas, hay que ser optimista.

– –

© TODOS LOS COLLAGES DE SEAN MACKAOUI.
www.mackaoui.com

MACKAOUI.

SEAN MACKAOUI FOTOGRAFIADO EN ALBARRACÍN, EN 2008.

(PUBLICADA EN LA REVISTA D(X)I #31.
OTOÑO. ESPAÑA// www.dximagazine.com)

Mackaoui en dxi.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: