TU NOMBRE EN LA MUÑECA QUE ELIJAS

TU NOMBRE EN LA MUÑECA QUE ELIJAS
ENTREVISTA A LA_CARA_B

Graffitera.
(Nacida alrededor de 1980. Coimbra, Portugal).

(POR LUCAS CULEBRA)

LA_CARA_B ES UNA CONOCIDA ARTISTA DEL GRAFFITI. SUS PLANTILLAS Y PEGATINAS SE HAN POPULARIZADO AL SER VISIBLES EN VARIAS CIUDADES DEL MUNDO.
NACIDA COMO GRAFFITERA ALREDEDOR DE 1994 EN LAS CALLES DE OPORTO (LA QUE PARECE SER SU CIUDAD NATAL), SE TRASLADA CON SU FAMILIA A MADRID EN 1997. SUS PINTADAS -REPARTIDAS INDISCRIMINADAMENTE POR EL TEJIDO URBANO- SE HAN CONVERTIDO EN UN ICONO POPULAR INCLUIDO EN EXPOSICIONES, POSTERS, CAMISETAS, ESTAMPADOS DE MONOPATÍN… EN EL AÑO 2000 UNA EXPOSICIÓN EN MADRID LA CONSOLIDÓ COMO ARTISTA INTERNACIONAL. A PARTIR DE ENTONCES SE HA DEDICADO A VIAJAR PARA INTERVENIR EN PAREDES DE CIUDADES DE TODO EL MUNDO, SIENDO IRÓNICAMENTE IGNORADA POR LA ESCENA ESPAÑOLA Y PORTUGUESA.
LA_CARA_B SE HA FORJADO UNA IMAGEN DE ARTISTA MALDITA RECHAZANDO ENTREVISTAS Y PERMITIÉNDOSE COMPORTAMIENTOS DE ESTRELLA, AUNQUE SU ACTITUD REBELDE NO LE HA IMPEDIDO ACCEDER AL MERCADO DEL ARTE NI PARTICIPAR EN GRANDES FERIAS INTERNACIONALES. SU SITUACIÓN COMO ARTISTA ES CONTROVERTIDA, HACIENDO POR UN LADO TRABAJOS DE DISEÑO GRÁFICO Y PUBLICIDAD CON GRANDES MARCAS, Y ENFRENTÁNDOSE A DETENCIONES POR VANDALISMO URBANO A CAUSA DE SUS INTERVENCIONES EN VARIOS PAÍSES; CONVIRTIÉNDOSE ASÍ EN UN REPRESENTANTE DESTACADO DE LA DISCUSIÓN SOBRE EL PAPEL DEL ARTISTA Y SU IDEOLOGÍA DENTRO DE UNA SOCIEDAD CAPITALISTA.
LA_CARA_B OCULTA SU IDENTIDAD REAL A LA PRENSA OFRECIENDO A LOS MEDIOS IMÁGENES CONTRADICTORIAS SOBRE SÍ MISMA. GENERALMENTE SE CREE QUE ES UNA MUJER BLANCA O MULATA, DE PELO NEGRO, ESTATURA MEDIA, QUE NO VISTE ROPA TÍPICA DE GRAFFITERO, Y DE 27 O 30 AÑOS DE EDAD. MUCHOS PERIÓDICOS HAN ESPECULADO QUE SU NOMBRE PODRÍA SER ANA BARACAL O MARIA DOS SANTOS BARACAL, PERO ESTE RUMOR PODRÍA HABERSE ORIGINADO A PARTIR DE UNA BROMA, YA QUE SU ALIAS (LA_CARA_B) LEÍDO AL REVÉS DA COMO RESULTADO ESTE APELLIDO PORTUGUÉS.
TRAS MUCHO INSISTIR CONSEGUÍ CONTACTAR TELEFÓNICAMENTE CON ELLA, UNA DE MIS ARTISTAS FAVORITAS.

¿Cuál es el placer de esconderse?
Ser encontrada. Es divertido e irónico.

¿Cómo prefieres que te llamen: graffitera, interventora urbana, chola?
¿Eh? ¿Chola? ¿Qué significa?

Vándalo.
¡Ah! Nunca he pensado mucho en eso. Sobre todo me gusta que me llamen para tomar un café, una cerveza, ir a un concierto…

Con lo de “chola” hago referencia a las declaraciones de Esperanza Aguirre (presidenta de la comunidad de Madrid) que considera tu obra mero vandalismo.
Sí, recuerdo esas declaraciones: las hizo tras la manifestación del 17 de febrero de 2003, organizada con motivo de la Guerra de Irak. Madrid se desbordó. La gente se salió del recorrido establecido. No cabía y se fue expandiendo por las calles colindantes hasta abarcar 220.000 metros cuadrados. Nosotros aprovechamos el caos para inundar las calles con plantillas y pintadas con mensajes incómodos. Muchas en edificios oficiales. La respuesta fue muy virulenta. Tres semanas más tarde se inauguraba una retrospectiva de graffiti en el Reina Sofía en la que yo y otros compañeros participábamos. De la noche a la mañana se canceló sin más explicación.

¡Oh! Tu relación con el público siempre ha sido polémica. Hay ciudades que te acogen como una celebridad y en otras has sido tratada como un delincuente. ¿Influye en esto la cultura visual que posee cada ciudad?
En una misma ciudad encontramos posturas opuestas ante lo que supone trabajar con el espacio público que supuestamente nos pertenece a todos… pero mi condición de apocalíptico o integrado viene dada -más que por mi relación con los ciudadanos- por la relación directa de mi trabajo con las instituciones, políticos y medios de comunicación.

¿Cual es la razón que lleva a un graffitero a salir de su habitación: su amor por los muros, el placer de vivir en la puta calle?
Yo empecé en esto porque me divertía muchísimo, era una forma infalible de escapar del aburrimiento. En el colegio, con 13 o 14 años, teníamos una crew, un grupillo de amigos. Nos juntábamos y planeábamos nuestras estrategias de ataque, un tanto absurdas. Me gusta la calle como medio para contar historias. Utilizar la ciudad como soporte es una forma diferente de relacionarte con tu entorno más directo. Considero al Street art como una lucha contra la apatía, una forma de proyectarse y de ser conscientes de que el espacio público nos pertenece.

Reivindicas la calle como espacio para la vida artística. Pero varios artistas de este ámbito se enriquecen con obras que comprometen su encanto original a base de convertirse en coñazos de la caja publicitaria (por ejemplo los muñecos de Boris Hoppek para Opel Corsa)… Aunque no en tv, tus dibujos también han protagonizado campañas publicitarias millonarias. ¿No te causa dislexia ofrecer tus mensajes al sistema que tanto aborreces?
Siempre me ha parecido importante criticar la imposición estética y presencial de la publicidad en nuestras calles y casas. Es como si la estética general se delegara a las grandes corporaciones financieras sólo por su poder de difusión. Por eso creo indispensable que surjan movimientos sociales o individuales de carácter espontáneo, que sin pedir permiso a nadie se adueñan de lugares que aparentemente no le pertenecen: la calle, la prensa, los museos… Es innegable que su poder de crítica o innovación se difumina cuando estas propuestas caen en manos de la repetición mercantil, pero todo esto no debería desprestigiar el trabajo ni las propuestas hechas fuera del circuito comercial, sino hacernos conscientes de que el contexto de una obra es importante y que la finalidad de la publicidad es la de vender un producto y no la de mejorar nuestras vidas.

Ya que mencionas el intrusismo publicitario en el hogar, ¿puedes hablarnos del llamado “graffiti de interior”, del cual tú eres uno de los principales referentes?
“Graffitis de interior” es una serie de murales que realizo en el interior de casas de amigos, familiares y conocidos. No es un trabajo de carácter público… los temas son muy personales. Los lugares y las personas que hospedan mis murales sólo se han dado a conocer a través de fotografías recopiladas en varios libros auto-editados. Estos libros son una especie de diarios que describen varios años de mi vida.

¿Cómo surgió tu primer “graffiti de interior”?
Gracias a mi abuela. ¡A ella le encanta lo que hago! ¡Es mi mayor fan! Me pidió que le hiciera un mural para su casa, con una temática basada en un sueño premonitorio que tuvo a los 33 años. Soñó que miles de cucarachas la acorralaban en la escalera de su casa y cubrían su cuerpo por completo, se quedó paralizada por el terror, pero miles de patitas le hacían cosquillas por todas partes y comenzó a reírse. Debido a las carcajadas las cucarachas cayeron al suelo y desaparecieron.

¿Qué es lo que vaticinaba el sueño de tu abuela?
Una enfermedad que luego superó: durante dos años tuvo fuertes ataques epilépticos en los que perdía la visión. Cuando se casó con su segundo marido los ataques desaparecieron.

Sé que tu abuela materna es una conocida médium de Lousã. ¿También tú hablas con los muertos?
Mi abuela es una mujer fascinante y una gran fan de Allan Kardec. Es muy culta y sabe muchísimo de mística y alquimia. ¡Tiene una gran biblioteca! La gente acudía a ella por sus capacidades premonitorias, para pedirle consejos, sanar enfermedades… Así se ganaba la vida… una mujer muy respetada e independiente para su época. Normalmente ella evita hablar de sus facultades de médium, de hecho dice que las ha perdido, quizás sea cierto… Afortunadamente yo no las he heredado.

¿Afortunadamente?
¿Tú sabes el miedo que debe dar eso? ¡Quita, quita! (RISAS).

En tus pegatinas es muy recurrente el signo de los 3 puntos (…) acompañado casi siempre de una imagen de una chica en alto contraste. ¿Qué significa este signo?
Simboliza todo aquello que no cuento en la imagen, aquella información que se omite al espectador, ya que originalmente este signo se utiliza al citar y representa aquella parte del texto que se omite en la cita.

He leído que defines tu trabajo como un “experimento de fenomenología”, y es verdad que tu obra presenta una vertiente social comprometida, pero también apunta hacia temas de carácter personal. ¿Es compatible la postura intimista con el espíritu del Street art?
Creo que sí. El graffiti es bastante megalómano. Al principio mi trabajo era totalmente autobiográfico y para mí era una forma de reafirmar mi identidad, así que en lugar de escribir mi nombre, me autorretrataba. Luego surgieron otros temas, pero lo autobiográfico siempre está presente en mi trabajo, incluso en las propuestas aparentemente más sociales.

¿Por qué el graffiti tiende siempre hacia lo gigantesco?
No todas las propuestas de Street art son de grandes dimensiones. Hay cosas pequeñas como los tags o las plantillas. Pero lo grande es la norma, lo que la gente recuerda. Es el mecanismo de valla publicitaria… Si trabajas con muros, ¿por qué no aprovechar todo el espacio que puedas?

¿Cuáles son las paredes más lindas que has conocido?
Las de Atenas. ¡Qué ciudad! Puro caos, un desastre urbanístico encantador y miles de paredes gigantes a tu disposición. ¡El paraíso!

¿Tienes ayudantes que pinten contigo los murales?

Sí. En algunos casos he trabajado con plantillas de gran formato y la ayuda de un equipo es indispensable. Normalmente siempre colaboro con alguien a la hora de hacer murales.

¿Con qué personalidades del graffiti has trabajado?
He trabajado con mucha gente. No es difícil, porque los graffiteros nos atraemos como imanes. El último encuentro potente ha sido en Lambeth-Londres, en un túnel cerca de la parada de Waterloo: Leake Street. La iniciativa consistió en convertir un lugar cercano a la Tate Gallery en una irrepetible muestra de graffiti.
Banksy ha sido el responsable de todo este asunto. Lo llama “The Cans Festival” y ha conseguido reunir a muchos de los grandes: Btoy, MBW, TEK 13, Propaganda, Sadhu, Hush, Grafter, SNUB, Focus…

¿Algo para cerrar la entrevista?
Sí, un refrán que me repite mi abuela: “Nem tudo o que brilha é ouro”.

CIUDADES INTERVENIDAS POR LA_CARA_B:
Madrid, Palma de Mallorca, Barcelona, Vigo, Pontevedra, Valencia, Tarifa, Salamanca, Sevilla, Puerto Lumbreras, París, Toulouse, Pau, Marsella, Córcega, Oporto, Guimarães, Coimbra, Lousã, Salvador de Bahía, Ilhéus, Porto Seguro, Rio de Janeiro, Sao Paulo, Viena, Pekín, Seúl, Atenas, Venecia, Módena, Génova, Milán, Liverpool, Londres, Manchester, Glasgow, Berlín, Munich, Amsterdam, Tokio, Oslo, Göteborg y Zurich.

correo_la_cara_b@hotmail.com
© TODAS LAS FOTOGRAFÍAS: LA_CARA_B

(PUBLICADA EN LA REVISTA D(X)I #30.
VERANO 2008. ESPAÑA// www.dximagazine.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: